El cocodrilo

4 Engullido--644x362

 

El cocodrilo es una historia llena de humor, quizás la más divertida que escribió Dostoievski. El desdichado funcionario Ivan Matvéich nos hace reír desde la primera página. Dostoievski utiliza esta increíble historia para reflejar, como solo él sabía hacerlo, la tontería de algunos hombres, su vanidad, su avaricia, y para criticar con gran ironía la burocracia de su querido país. Las ilustraciones de Eugenia Ábalos nos meten del todo en el ambiente ruso de la época.

Fiódor Dostoievski

El escritor Fiódor Dostoievski exploró en su literatura con gran precisión todos los recovecos de la mente humana, sus alegrías, tristezas, amores y desamores.

Nació en Moscú en 1821 y murió en San Petersburgo en 1881. Fue educado por su padre, un médico de carácter despótico y brutal, pero encontró protección y cariño en su madre, que murió prematuramente. Al quedar viudo, el padre se entregó al alcohol, y envió finalmente a su hijo a la Escuela de Ingenieros de San Petersburgo, lo que no impidió que el joven Dostoievski se apasionara por la literatura y empezara a desarrollar sus cualidades de escritor.

Todos los que han leído a este gran autor, en sus novelas más famosas Los hermanos Karamásov o Crimen y castigo, recuerdan a sus personajes, porque Dostoievski imprimió a sus protagonistas una alta carga sicológica. Sus historias, como en el caso del libro que leemos: El cocodrilo, siempre estaban rodando los límites.

A Dostoievski no le fue muy bien en la vida. Era adicto a juego, el amor le fue esquivo y sufrió epilepsia. Todas esas dificultades fueron la inspiración para las historias que escribió. Fue un literato atormentado que pasaba toda la noche escribiendo y tomando café para poder mantenerse despierto. Fue un apasionado por encontrar la verdad de la vida.

Es considerado uno de los más grandes escritores de Occidente y de la literatura universal. De él dijo Friedrich Nietzsche: «Dostoievski, el único psicólogo, por cierto, del cual se podía aprender algo, es uno de los accidentes más felices de mi vida»