Kalimán en Jericó

Llegué a Medellín buscando a Adrián y conocí a Nahum, a Hernán Darío, a Jonathan, a Víctor Manuel, a Fernando, a Juan Esteban, a Rubén Darío, a Wilinton, a Douglas, a José Daniel, a Ángel Antonio, a Julio y a Fabio. En Barcelona yo soy Santiago, pero aquí, en la Fundación Faro de Jericó, soy Kalimán, el héroe que escucha las historias reales de unos muchachos heridos, maltratados, desterrados de la buena vida. No se puede borrar lo vivido, y aprender a caminar de nuevo no es tarea fácil. Pero los pelaos de Faro también son Kalimanes, han abandonado la calle y las drogas y el malvivir para empezar a mirar hacia el futuro con esperanza.

Kalimán en Jericó es el testimonio commovedor y sincero de un grupo de jóvenes que Angel Burgas conoció entre Medellín y Jericó durante su viaje a Colombia en agosto de 2011.

Angel Burgas escribe para jóvenes y adultos. Es licenciado en Bellas artes y durante unos años comaginó la pintura con la literatura y la docencia. Des de pequeño, es un apasionado de la lectura, el arte y el teatro. Pasó su infancia entre Figueres i Roses, ciudad con mar, que a menudo aparece en sus textos. Vivió dos años en Berlín, un espacio que aparece también en sus obras y que será fundamental en su desarrollo personal y creativo. De regreso, en Barcelona, abandona progresivamente la plástica para centrarse y apostar por la literatura. Sus historias suelen abordar temas sociales como la inmigración, la diversidad y la justicia.

Angel Burgas ha recibido varios premios, entre los que destacan:

Premi Joaquim Ruyra 2003, (La Galera/ Òmnium Cultural) por la obra MAX.
Premi Josep M. Folch i Torres 2006, (La Galera/Òmnium Cultural) por la obra El club de la cistella.
Crítica Serra d’Or 2013 de novel·la juvenil por la obra Noel et Busca.

Además, David de las Heras, magnífico ilustrador, ganó el premio Junceda por la cubierta de Kaliman en Jericó. El jurado del concurso dijo sobre ella: “Por un trabajo que destila emoción y calidez y una concepción atractiva que funciona a la perfección como portada, haciendo del libro un objeto deseable”.

¡Enhorabuena Kalimán!

Kalimangif

Deja un comentario