Las palabras mágicas

En el último capítulo, Daniel nos habla del poder de las palabras, de las palabras mágicas, de saber encontrar las palabras adecuadas y utilizarlas para contar o escribir aquello que nos pasa.

El autor ha inventado al personaje, y Daniel nos ha inventado a nosotros, lectores a quien contarle sus historias. Daniel, además, está aprendiendo a darle a las palabras la importancia que merecen en cada momento, a jugar con ellas, y hasta a escribirlas en verso.

¡Pero atención! Daniel nos habla también de la importancia de los puntos y las comas y los demás signos de puntuación. Y por eso os queremos recomendar un libro que nos encanta y que deja constancia de que cambiar de posición una sola coma… puede tener consecuencias.

“Indulto, no ejecución”. ¿Os suena? Pues encontraréis éste caso y muchos más en el libro Me como esa coma, escrito por José Antonio Millán y con ilustraciones de Emilio Urberuaga.

coma