Hola amig@s!

Lo que empezó siendo un proyecto lleno de ilusión para que chicos y chicas de Barcelona y Medellín pudieran intercambiar opiniones sobre las lecturas propuestas, se ha convertido ya en un Club de lectura totalmente integrado a nuestras vidas. Cada año, renovamos las energías y procuramos contagiar a nuestros chicos de toda la ilusión que sigue y sigue creciendo y que queremos que navegue a través del mar que nos separa  y que nos une al mismo tiempo.

Para cada lectura y semanalmente los coordinadores, Barcina y Medel, colgarán un post con información sobre el libro, recursos relacionados, vídeos, etc.

Letras al mar es un club de lectura virtual para niños y niñas de las ciudades de Medellín y Barcelona. La Biblioteca Sant Antoni – Joan Oliver por parte de Barcelona y la Biblioteca Fernando Gómez Martínez y la Biblioteca La Floresta por parte de Medellín os invitan a este proyecto y os dan la bienvenida a la 5a edición de Letras al mar!

 

portada-secuestradores-burros_grande

 

50 comentarios en “Hola amig@s!

  1. nos gusto el libro y en especial ivan matveich al ilusionarse tanto de su fama con el cocodrilo, la esposa de este yelena ivanovna quiere divorciarse , el amigo de este soñando con la esposa y su admiracion como un padre, las criticas de los periodicos: las utilidades del cocodrilo, maltrato al cocodrilo , el interes del dueño del cocodrilo de ademas de pedir una gran cantidad de robles y pertenencias, ser coronel

    • Hola a todos por Medellín! Las nuestras vacaciones largas están en Junio hasta Setiembre – solo tenemos dos semanas en navidad, no como Uds. ¡Que suerte!
      ¿Hace calor allá? Aquí hace mucho frío.

  2. Hola mis intrépitos navegantes!
    Recordar dejar el comentario dentro del post correspondiente!

    Tuyo es cuanto hay en la selva –dijo Bagheera- y puedas matar todo lo que tus fuerzas te permitan; pero, por la memoria del toro que sirvió para comprar tu vida, no has de poner mano nunca en res alguna, ni aún para comerla, sea joven o vieja. Esto es lo que prescribe la ley de la Selva.

Deja un comentario